jueves, 24 de junio de 2010

¿Y dicen que el tenis es aburrido?

Épico. Histórico. Memorable. Así es como está siendo el encuentro de primera ronda de Wimbledon entre el francés Nicolas Mahut y el estadounidense John Isner. Y el verbo tiene que estar en presente continuo porque aún no ha terminado desde que comenzara el pasado martes 22 de junio. Ni el martes ni ayer miércoles se pudo terminar el partido, en ambos casos por falta de luz en la pista 18 del All England Club Lawn Tennis Club, que acabó abarrotada por curiosos incluso asomados en las barandillas de los exteriores, ante el pequeño tamaño de la misma.

Transcurridas 10 horas de partido, el resultado provisional del partido, a falta de su reanudación esta tarde a las 15:30 hora local londinense, más parece de un partido de baloncesto: 6-4, 3-6, 6-7(7), 7-6(3), ¡¡59-59!! Lo nunca visto en el mundo del tenis. Tan sólo el quinto set ya está durando más que cualquier otro partido entero disputado hasta la fecha. 7 horas y 8 minutos, más lo que queda aún por disputarse, superan las 6 horas y 33 minutos del partido que disputaron en Roland Garros de 2004 los franceses Fabrice Santoro y Arnaud Clement con victoria para el primero por 6-4, 6-3, 6-7, 3-6, 16-14. También está siendo el partido con más juegos de la historia. Hasta ahora el privilegio recaía en las raquetas de Andy Roddick y el marroquí Younes El Aynaoui en los cuartos de final del Open de Australia de 2003, cuando el estadounidense se impuso por 4–6, 7–6(5), 4–6, 6–4, 21–19. Más lejos queda la época en la que aún no estaba instaurado el tie-break, cuando Pancho Gonzáles derrotó a Charlie Pasarell por 22–24, 1–6, 16–14, 6–3, 11–9 en 1969. Solamente el quinto set del Mahut-Isner supera los registros de juegos de ambos partidos.

Otra de récords. El cañonero croata Ivo Karlovic ostentaba hasta este partido la marca de más saques directos en un encuentro, cuando frió al checo Radek Stepanek con 78 en la Copa Davis de 2009. El segundo en esta lista era el sueco Joachim Johansson, que consiguió 51 aces en el Open de Australia de 2005 contra uno de los mejores restadores de la historia, el estadounidense André Agassi. Pues en "el partido de los récords" que se está disputando, Isner lleva 98 aces, por 95 de Mahut. Aunque cabe destacar que tanto Karlovic como Johansson acabaron perdiendo sus respectivos choques.

Aunque el partido no está siendo brillante por el juego, ya que no está habiendo apenas intercambios de fondo de pista y todo se resume en el serve and volley típico de las pistas de hierba, la emoción y la tensión es evidente. El ganador será recordado por siempre, ya que es imposible igualar las marcas de este encuentro. Y además el récord se esta produciendo en el santuario, la catedral del tenis mundial que es el verde londinense, lo que le confiere aún más importancia.

También es digno de mención el debate entre partidarios y detractores de la existencia de tie-break en el último set. La realidad es que el modelo actual es muy positivo para el tenis, ya que de haber desempate también en el set decisivo, los sacadores tendrían una ventaja considerable sobre el resto. Y el tenis no es sólo saque. También es físico y técnica. Además, la falta de tie-break en el quinto set sólo se produce en Copa Davis y en los Grand Slams de Roland Garros, Open de Australia y Wimbledon, torneos de tal importancia que es razonable que se requiera un mayor esfuerzo para ganarlos.

Dentro de una hora se conocerá el desenlace de esta épica batalla, pero lo que está claro es que nadie podrá volver a afirmar que el tenis es aburrido y no aporta emoción.


4 comentarios:

javi dijo...

Pues siento llevarte la contraria, pero a mi estas cosas son las que hacen que el tenis y cualquier deporte sea aburrido; que sea largo¡¡¡
¿ te podrias imaginar un partido de futbol que asta que uno no marque no se acabe el partido?
A mi el tenis me gusta pero cuando dura mucho me acaba cansando, lo siento....

Denis García Pérez dijo...

Tienes parte de razón, pero yo creo que más aburrido es un partido que acaba 6-2 6-1 6-3, donde no hay tensión ni nada y se sabe quién va a ganar. (Como las palizas que te daba cuando jugábamos jaja)
Ya ves, yo creía que iba a ganar Mahut porque se le veía mejor y acabó perdiendo 70-68. Pero bueno, si te sirve de consuelo, no creo que lo de hoy vuelva a pasar nunca, así que tranquilo que no te vas a dormir más con el tenis jaja!

Ricardo dijo...

Lo que esta claro es que un 70-68 en un ultimo set es algo muy difícil de repetir, fruto de pista rápida o hierba con 2 jugadores en el que su juego se base únicamente en "sacar" y nada más.

¿Cómo se puede calificar al tenis del aburrido existiendo el fútbol y los 0-0?

P.D. O existiendo Del Bosque y el doble pivote...jejejjee

Denis García Pérez dijo...

jajaja pobre del Bosque hombre, confiemos en él que nos va a hacer levantar la copa del Mundial! Pero vamos, que es verdad, el fútbol porque nos gusta mucho pero objetivamente es de los deportes donde menos cosas pasan por minuto. Por eso en EEUU por ejemplo no acaba de triunfar...

Y lo del 70-68, es que es completamente imposible que se repita, porque por muy bien que se saque, siempre se tienen nervios y es bastante difícil aguantar psicológicamente tantísimos juegos y horas. Y que pregunten si es aburrido a toda la gente que estaba como loca viendo el partido en la pista, y los que estaban asomados arriba!